«Decía un profesor de mi facultad de magisterio que la mayor satisfacción de un docente es ver en lo que se van convirtiendo sus alumnos una vez han pasado por “sus manos”. Con nuestro colegio pasa lo mismo. Con mi colegio.

Después de seis años aquí, mi mujer también profesora en el centro, mi hija alumna, O Castro British School es parte de mi familia y mi familia es parte del colegio. Ver crecer nuestra escuela es motivo de orgullo para todos: equipo docente, secretaría, cocina, limpieza, mantenimiento…gente en la que confío lo más importante de mi vida: mi hija. Y si he elegido este proyecto para mi familia es porque creo firmemente en él.»

22 / 11 / 18