Cómo controlar la propagación del virus en el colegio

Nos encontramos en un momento delicado con respecto a la evolución de la pandemia, a lo que se suma la entrada en los meses de noviembre y diciembre, y con ellos la inevitable llegada de la gripe. Si bien hay muchos elementos que entran en juego, como el factor suerte, la responsabilidad, el respeto y unas estrictas medidas de higiene y protección suelen ser los ingredientes perfectos para hacer frente a la propagación de este “bicho”.
Nuestra Responsable de la Enfermería del colegio, Montse Pérez, nos deja unos consejos de gran utilidad para ayudar a controlar de manera más exhaustiva la propagación del Covid-19, que serán de gran utilidad tanto dentro como fuera del aula.

Mascarillas. Son la principal barrera de contención, por lo que un uso adecuado de las mismas es fundamental. Antes de acudir al cole, recordad los siguientes consejos:
– Que sean del tamaño adecuado: si les quedan grandes y se les caen pierden sus propiedades de barrera ante el virus considerablemente.
– Elegir correctamente el tipo de mascarilla. ¡Por muy bonitas que sean no siempre todas las mascarillas cumplen la normativa vigente para combatir a este bicho!
– Llevar siempre una mascarilla de recambio, por si se mancha, se rompe o se moja.

Distancia de seguridad e higiene constante de manos. Recordad explicar y fomentar el mantenimiento de la distancia de seguridad mínima establecida a vuestros hijos. El tiempo y la práctica acabará haciendo de estas importantes medidas de prevención una costumbre.

Debido a nuestro clima, estamos acostumbrados a convivir con tos, mucosidad o décimas de fiebre en los meses de otoño e invierno, por lo que tendremos que prestar especial atención para evitar confundir los síntomas. Por este motivo, prestad atención a las siguientes recomendaciones:
– Evitar ocultar unas décimas con antipiréticos. Pueden bajar la temperatura por unas horas, pero el protocolo Covid obligará al centro a llamar a llamar de forma inmediata con temperaturas de 37,5º o superiores.
– Instar a los niños a beber agua. Muchas veces, la falta de hidratación provoca dolor de cabeza o aumento de la temperatura, por lo que bebiendo un poco de agua nos podremos ahorrar algún que otro susto.

La detección temprana de síntomas es siempre muy importante, pero resulta especialmente fundamental en estos tiempos que corren. Así que, ya sabéis, extremad las precauciones y, ante cualquier síntoma compatible con la Covid-19, quedaos en casa. Porque la prevención es una de nuestras armas más potentes en esta batalla.

10 / 11 / 20